Guardamanos CNC RAS G36

Hoy os presentamos la nueva novedad de la marca Ares, el guardamanos RAS para G36. Disponible para sus tres modelos de fusil de asalto: C, K y E. Es un guardamanos completamente metálico, con raíles incorporados tanto en los laterales, como en la zona inferior y superior. Estando todos unidos al propio guardamanos, en vez de los de serie que van anclados con un par de tornillos. Nosotros hemos tenido acceso a la versión larga para el modelo E, con un peso de 465 gramos y las siguientes dimensiones:

  • 31,3 cm de largo.
  • 7,2 cm de alto.
  • 6 cm de ancho.

En la parte superior tenemos la pieza de anclaje donde se introduce el pasador para fijar el guardamanos al G36, dicha pieza es metálica y está enganchada mediante dos tornillos.

Ahora comentaros que dicho modelo se probó en un jing gong por lo que hay ciertas piezas que sirven para acoplarse en el rifle de ARES, pero que no son necesarias en jing gong (en este caso las quitaremos y será necesario un pequeño apaño). La primera pieza que vamos a quitar es una especie de soporte interno en la zona delantera.

Para ello quitaremos los tornillos situados en la zona inferior delantera.

La segunda pieza que vamos a tener que quitar es una palanca en la zona trasera.

La cual quitaremos gracias a los tornillos que la sujetan en la zona inferior trasera del guardamanos.

Una diferencia con respecto al resto de guardamanos para G36 es que los dos enganches de la zona trasera que sirven para anclarse al cuerpo del rifle, no los tiene. Ya que en el modelo de Ares se emplea la segunda pieza que hemos quitado.

Os dejamos una imagen para ver la diferencia.

En la primera imagen tenemos nuestro guardamanos de Ares, y en la segunda un guardamanos de G36 genérico.

Debido a esta importante diferencia, solo tendría un punto de anclaje: el pasador. Lo que hace que se mueva el guardamanos, para ello hemos utilizado el agujeros de los tornillos de la zona delante que dejo una de las piezas al quitarla para colocar un "soporte". Dicho "soporte" se encargará de hacer el contrapeso necesario para que el guardamanos no se mueva.

Basta con introducir dos tornillos con sus correspondientes tuercas al otro lado para fijarlos. La idea es que hagan de tope contra el cañón exterior y así impida al guardamanos moverse. Y con tope nos referimos, a que solo rozan el cañón no lo presionan ni nada por el estilo que pueda forzar la alineación de cañón, cámara y nozzle a la hora de cebar y disparar.

Una vez hecho esto tendremos perfectamente sujeto el guardamanos. Os dejamos con algunas fotos generales de cómo queda una vez instalado.

 

Review by Drus