Claymore

Hoy os traemos como novedad la mina Claymore, la cual no es muy común verla en los campos de airsoft pero que si se sabe usar puede ser de gran utilidad. Está fabricada en metal y plástico muy resistente. Tiene un peso de 1,1 kg y unas dimensiones de 21,5 cm de largo y 12,5 cm de alto.

A la hora de su colocación dispone de dos patas de metal que te permiten tanto colocarla mina soportada en las patas, o colocarlas a modo varilla y clavarla al suelo, siendo está segunda opción más eficaz. Debido a que con la propia fuerza del resorte interno que acciona la mina para lanzar las bolas, desestabiliza la mina y afecta a la dirección, se caería hacia atrás la mina lanzando las bolas más hacia arriba que hacia delante. Mientras que si está clavada no se moverá y las bolas irán en la dirección deseada.

La foto inferior nos muestra como quedarían plegados los anclajes.

Procediendo a comentar el interior de la mina, podemos ver que dispone de dos brazos unidos a una tela que actúa a modo de tirachinas, cuando se abre la mina se despliega la cinta que está contraída a presión y libera todas las bolas.

A ambos extremos tenemos dos compartimentos, en el de la derecha podemos ver una pestaña que sirve para encender o apagar el control remoto de la mina, y dentro tiene un circuito. Y en el compartimento de la izquierda tenemos la fuente de alimentación, que son dos pilas de las cuadradas.

Activando el interruptor, podemos ver que la luz que se encuentra en la zona superior de la mina pasa a encenderse. Ahora está activada y lista para explotar.

Posteriormente pasaremos a cerrar la mina, plegando los brazos hacia dentro a la vez que ponemos encima la tapa. Quedará en un modo seguro que aunque le des al botón de explotar del mando no saltará, esto es debido a que hay que poner la palanca superior en un punto medio entre el modo seguro y la zona de apertura de la mina. Al principio cuesta un poco ya que la palanca es muy sensible y la muesca es muy pequeña, pero con práctica se le coge el truco.

La palanca que tenemos que mover es la que os mostramos a continuación, la tenemos que empujar hacia el lado contrario al que se abre la mina.

Ahora solo nos queda ir introduciendo por el agujero central las bolas, más o menos se pueden meter unas 100 bolas. Una vez hecho esto solo nos queda clavarla y activarla con el mando con el botón D (los demás botones es para poder controlar más minas, aunque habría que investigar un poco sobre como emparejarlas al mando). Dicho mando viene con una tapa para que una vez activada la mina, no la explotemos por error.

Otra de las opciones es colocar un cable trampa para activarlo. Simplemente es coger un hilo (de pescar por ejemplo), y hacer un lazo alrededor de la pestaña que comentábamos anteriormente y el otro extremo a un palo clavado en el suelo. Y cuando pasen BOOOOM, todos muertos.

Al final del review muestro varios videos del funcionamiento de la mina, y del cable trampa. Se aconseja hacer algún tipo de cobertura artificial para poner en la mina para que este camuflada.

Las bolas tienen un alcance de unos 16 metros, aunque para que impacte con fuerza usamos un rango de 10 metros.

En el mercado también podemos encontrar otros dos modelos, una que en vez de cable trampa es un guiado de laser que si lo tocas se activa. Y otra que en vez de propulsión mediante un resorte emplea una botella de co2.

El precio en el extranjero ronda los 120 dólares.

 

 

Review by Drus